miércoles, 24 de agosto de 2016

¿Cuándo debemos limpiar ?




Las limpiezas mágicas forman parte de la vida cotidiana de una bruja. Por desgracia , nuestro "polvo" es invisible así que debemos identificar los síntomas antes de atacar la causa.

¿Es necesario limpiarse una misma?

Si y sobre todo si realizas trabajos para personas que no eres tú. Con una vez al mes, a priori, sería lo correcto siempre y cuando trabajes poco la Magia, pero si eres una bruja que ayuda mucho a los demás practicando la Magia diariamente, hazlo una vez por semana, o cada vez que termines un trabajo mágico que haya sido duro y complicado.
Hay algunos síntomas a tener en cuenta: infortunio, malas noticias (varias y seguidas), una inusual racha de mala suerte, mala sincronización, torpeza o incomodidad, enfado generalizado, mal humor permanente, peleas que normalmente no tendrías, ambiente denso... Cada una sabrá qué tono de vibración debería tener si todo estuviera en su sitio, al primer signo de "rareza", límpiate.
Una de las primeras cosas que debe saber un practicante de magia es saber limpiarse y protegerse. Sin esto estás expuesta y lo más seguro es que acabes contaminada, hagas el trabajo de magia que hagas. Busca tu método de limpieza adecuado y adóptalo en tu vida como un acto normal, como si te lavaras los dientes o te dieras una ducha.

¿ Es necesario limpiar los objetos?

Si, evidentemente después de cada Hechizo es imprescindible limpiar todos los objetos que hayamos utilizado y que no hayamos ritualizado para algo en concreto.

¿Es necesario limpiar el área donde has realizado un Ritual/Hechizo?

De la misma manera que despedimos a quienes hemos invocado para que nos ayuden, hay que limpiar el área utilizada en un Hechizo. Si el Ritual ha sido de celebración (Sabbat sin magia o Esbat sin magia) podéis olvidar la escoba, pero si se ha realizado  un Hechizo, mi consejo es que limpiéis. Soy de la opinión que el espacio Mágico donde realizamos nuestros trabajos tiene que ser un "espacio aséptico" para poder vibrar con lo que deseamos en ese momento. Si la sala está limpia, empezaremos desde cero y con la vibración adecuada sin ningún tipo de interferencias. Muchos trabajos mágicos no salen bien por poca higiene del ambiente.
En caso de duda, limpiar siempre, nunca está de más.

¿Es suficiente con la limpieza?

No, no siempre es suficiente. Hay trabajos muy potentes en los que quedan "restos" en los objetos; por eso mismo cuando damos un Ritual con Magia (Hechizo), algunas veces indicamos que hay que tirar o enterrar alguna cosa empleada. Además, algunos objetos no deben ser limpiados, deben ser enterrados para que en ellos quede el mal desterrado. Si sientes que una herramienta tuya ha quedado impregnada de algo que no debe estar ahí, quítatela de encima o entiérrala durante un tiempo y ve mirando si la tierra la ha limpiado. Y sobretodo estate alerta, si de repente le coges ojeriza a alguna cosa que antes te gustaba mucho, no te comas la cabeza, deshazte de ella sin remordimientos, alguna cosa "en mal estado" se ha apoderado de ella.

Por último es recomiendo que os hagáis vuestros propios limpiadores. Nada funciona mejor que lo hecho por una misma. Entre todas las plantas, entre todos los aceites esenciales, cuencos tibetanos, escobas, cristales, inciensos etc. seguro que encontráis vuestra fórmula ideal. Son unas de las cosas que identifican a las verdaderas brujas.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...